INICIO

Bienvenidos  

Misión San Juan Diego es una comunidad netamente hispana que a través de su fe, sus talentos, su alegría y confianza en Dios, lucha para mantener la unidad, la paz, el respecto y la armonía entre sus feligreses.

Busca la integridad de una comunidad sana y santa, acepta con los brazo abiertos la diversidad de fieles a través de la oración y la Eucaristía, conduciéndonos hacia la justicia. 

 

HAZ CLICK AQUI O EN CUALQUIER IMAGEN PARA VER EL MAPA 

 

 

 

  • Ganador del Hyundai 2016
    Ganador del Hyundai 2016
    Gracias a todos por su apoyo!
  • Rev. Diego Berrío
    Rev. Diego Berrío
  • Bienvenidos
    Bienvenidos
  • Altar
    Altar
  • Historia
    Historia
  • MSJD TEEN FIELD DAY 2015
    MSJD TEEN FIELD DAY 2015

 

DEL ESCRITORIO DEL VICARIO

 

  
NO ¿CUÁNTOS? SINO ¿CÓMO NOS SALVAREMOS?

  
Nadie tiene asegurada su alma, la salvación no está asegurada por el hecho de ser israelita o por llevar el rótulo de cristiano. El camino para llegar a la plenitud de la vida pasa por el esfuerzo constante por vivir según la justicia. La salvación aunque es un don, no obstante, se conquista y se gana. ¿Cuántos serán salvados? ¿Muchos o pocos? Es la pregunta que le hacen a Jesús en el evangelio de este domingo (Lucas 13,22-30), y es la pregunta que muchas veces también brota de una curiosa inquietud, por conocer nuestro destino eterno, ya que tenemos alma inmortal. Jesús no responde con cifras exactas y aritméticas que siquiera se aproximen a indicar la cantidad de los que serán salvos, sino que mejor se concentra en indicar lo que es necesario hacer para salvarse. Le preguntan “cuántos” se salvarán y Él responde mejor “cómo” han de salvarse. Al responder de esta manera deja entrever que todo el que quiera podrá ser salvado, siempre y cuando dirija su vida en la dirección correcta y quiera entrar a tiempo (para que no encuentre la puerta cerrada) y por la puerta correcta, o sea, por la puerta estrecha, lo cual quiere decir que hay que esforzarse, es decir, que los buenos propósitos no son suficientes, hay que “hacer” cosas concretas para entrar. La pasividad no sirve. Es verdad que Dios nos salva, pero también es cierto que nos toma en serio como personas libres y responsables. Un día, cuando llegue la muerte, la puerta se cerrará y ahí se decidirá nuestro destino. Nosotros no disponemos del tiempo de manera indefinida. Hay que estar siempre preparados. ¿Nos salvaremos? Como responde Jesús en el evangelio, Dios no hace más que respetar y confirmar la decisión de cada uno de nosotros. Entonces en realidad es cada uno quien se auto-excluye. Y el llanto y rechinar de dientes del final es la expresión de duelo por lo que se pudo haber alcanzado. Al final Jesús menciona tres grupos de invitados: los patriarcas: Abraham, Isaac, Jacob. Todos los profetas, y gente proveniente de los cuatro puntos cardinales, o sea, de todas las naciones del mundo. Aparecen como primeros los judíos y por últimos los paganos, pero todos pasan por la misma puerta, la exigencia es la misma para todos. Para los primeros hay una advertencia de que no dejen pasar la oportunidad, y para los últimos hay un anuncio de esperanza de que pueden ser primeros. Los primeros se auto-excluyeron de la comunión con Dios por no vivir en sintonía con su querer. Al final lo que importa es que ante Jesús cada uno tiene la oportunidad de llegar a tiempo y no encontrar la puerta cerrada, de entrar o quedarse fuera, y de hacerse “primero” o “último” según su propia decisión. 

 

Misión San Juan Diego Sirviendo a Dios con Esperanza, Fe y Amor.

2323 N Wilke Rd, Arlington Hts, IL 60004 •  Tel: (847) 590-9332 Fax: (847) 590-9333  •  oficina@misionsanjuandiego.org

Copyright © 2012 MSJD All rights reserved.  Website developed by MSJD TECH Productions

Via crucis