INICIO

  • Historia
    Historia
  • Altar
    Altar
  • Instalación del P. Diego
    Instalación del P. Diego
  • MSJD TEEN FIELD DAY 2015
    MSJD TEEN FIELD DAY 2015

Bienvenidos

Misión San Juan Diego es una comunidad netamente hispana que a través de su fe, sus talentos, su alegría y confianza en Dios, lucha para mantener la unidad, la paz, el respecto y la armonía entre sus feligreses.

Busca la integridad de una comunidad sana y santa, acepta con los brazo abiertos la diversidad de fieles a través de la oración y la Eucaristía, conduciéndonos hacia la justicia.

MENSAJE SEMANAL

Estimados feligreses,

 

Esta semana me preguntaron sobre lo que se puede decir a unos padres destrozados por la muerte de su hijo pequeño. De entrada no sé que decir. Ya saben ustedes que el silencio de la muerte es nuestro mayor desconsuelo. Miro alrededor tratando de entender. ¡Qué triste es ver siempre la muerte desde fuera! Ésta es la gran tragedia del ser humano. Lo único que podemos ver desde fuera y cuando vayamos a vivirla ya no la entenderemos ¡ni falta que nos hará en aquel momento!

Pero ahora vemos la perdida del pequeño Matthew, aquél cuerpecito estatuado e infinitamente dormido. ¡Despierta hijo! ¡Señor! ¿No ves nuestro dolor, nuestras lágrimas y nuestras pena? El niño no vuelve. El niño está dormido. Hoy tengo un diálogo entre mi corazón y mi pena, y de mi boca salen palabras de rabia y de condena. ¿Por qué la vida es así? Dolor, rabia, pena y esperanza; sobre todo esperanza en Aquel que la cruz día a día doblega.

El paraíso terrenal es hoy nuestra pena, nuestros diluvios son mareas de lágrimas que cual riada nos arrastra hacia el interior de nosotros mismos en los siglos que nos quedan. Tratamos de asirnos a algo para que no nos lleve la corriente de la pena y yo me agarro, me aferro y me vuelvo uno con el árbol de la cruz, mi salvación, no mi condena. La cruz es la respuesta a tantas preguntas negras.

Sólo Jesús atravesó el umbral y nos dio otra mirada. ¡Quiero resucitar contigo Señor! Seca mi dolor. Haz que no se enquiste mi pena ni se sequen mis lágrimas. Nuestro Dios es un Dios que entiende y comprende nuestras fronteras. ¡Qué dura es la muerte! Por eso Dios la escogió como la prueba definitiva, como el mayor milagro, como la batalla más grande jamás ganada.

El niño sigue dormido. ¡Tardamos tanto en llegar a vivir y con cuánta facilidad nos vamos! ¡Tendría que ser justo al revés! El niño sigue dormido. Sé que la muerte sólo es un pequeño sendero que nos lleva a ese paraíso que Jesús nos prometió. Los muertos no vuelven porque perdiéndolo todo es como han ganado lo definitivo.

Mientras, el niño duerme. No llores, no grites, no sufras sin esperanza y lo despiertes en su nueva y resucitada tierra. Déjame Jesús contemplar hoy tu resurrección en Mateito. Déjame estar contigo en la Pascua que no cesa.

-Bendiciones,

P. Diego

 

Copyright © 2012 MSJD All rights reserved.  Website developed by MSJD TECH Productions

Misión San Juan Diego Sirviendo a Dios con Esperanza, Fe y Amor.

2323 N Wilke Rd, Arlington Hts, IL 60004 •  Tel: (847) 590-9332 Fax: (847) 590-9333  •  oficina@misionsanjuandiego.org